:: Torremolinos 2007

Como cada año nos reunimos de nuevo en el hotel Príncipe en Torremolinos para celebrar un nuevo encuentro de jóvenes PKU. En esta ocasión las fechas elegidas fueron entre el 23 y el 30 de junio.

El programa no difiere mucho del de años anteriores, siendo esta una de las asignaturas pendientes. Creemos que tenemos que incluir novedades porque corremos el riesgo de que se agote la fórmula ya creada.

Hemos contado este año con varios chavales nuevos, uno de los retos que nos propusimos el año pasado. Esto nos motiva, ya que es importante que exista un continuo relevo generacional. Cuantos más asistentes nuevos vengan, más vivo estará el encuentro; ya que los que ya han participado tienden a venir si les es posible.

El encuentro comenzó el sábado 23. Fueron llegando todos a lo largo del día, con lo que, naturalmente, no teníamos ninguna reunión prevista para ese día.

El programa comenzó a desarrollarse el domingo 24. A las 10:30 de la mañana fue la presentación, en la que José Maria Campayo (representante de los jóvenes), Ana Cera e Isabel García nos explicaron cómo se desarrollaría el encuentro. También formaron tres grupos para los talleres de cocina (por experiencias anteriores sabemos que cuantas menos personas en un taller mejor funciona éste ya que la implicación es lógicamente mayor).

Ya por la tarde los grupos 1 (17:30) y 2 (19:00) tuvieron taller de cocina. Prepararon unas berenjenas al adobo estupendas que todos cenamos mas tarde en el comedor. Después de cocinarlas se juntaban alrededor de una mesa para sacar los valores nutritivos de la receta (fenilalanina proteínas e hidratos de carbono). Casi todos sabían ya como hacerlo, y los que no aprendieron rápido.

El lunes 25 nos encontramos con el primer problema por solucionar. Por la tarde la Dra. Mª del Amor Bueno de Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) nos iba a ofrecer una charla titulada Tratamientos actuales para los PKU y OTM, pero no pudo asistir. Esto supuso un quebradero de cabeza, ya que no queríamos dar la tarde libre (teníamos ya programadas ya una tarde libre y una excursión) con lo que optamos por adelantar talleres mientras los organizadores nos reunimos para preparar alguna actividad alternativa. Puntualizado este handicap, el programa del día resultó ser este: a las 10:00 el tercer grupo acometió el primer taller, a las 12:00 el grupo 1 preparó la segunda receta (coliflor a la bechamel), a las 17:30 grupo 2 segunda receta y a las 19:00 grupo 3 receta 2.

El martes 26 teníamos el mismo problema, el Dr. Manuel Pérez Pérez del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla), pero ya teníamos preparada la alternativa ya que ya conocíamos esa posibilidad desde el día anterior. A las 10:30 nos reunimos todos y jugamos al concurso El PKU más Listo. Dividimos al grupo en dos, y, por equipos, les hicimos quince preguntas con tres posibles respuestas de las que sólo una era verdadera. Nombraron un portavoz que respondería por el grupo tras tener diez segundos para reflexionar en conjunto. El grupo que acertará mas preguntas pasaría a la siguiente ronda y el otro quedaría eliminado. En la siguiente ronda ya competían de forma individual (eran 12) mediante preguntas directas en busca de un puesto en los cuartos de final. Ya en los cuartos de final debían sobrevivir dos que pasarían a semifinales. Las preguntas se complicaban a medida que pasaban las rondas. La gran final consistía de cinco preguntas y dos concursantes. Estas eran las preguntas más difíciles, e incluso había dos preguntas trampa. Al final Elena Merayo demostró ser la PKU más lista.

Ya por la tarde volvimos a la rutina de los talleres. El grupo 1 (17:00) y el grupo 2 (19:00) preparó el tercer menú, pastel de piña. A estas alturas del encuentro, su destreza en la cocina y haciendo números era más que evidente, con lo que este taller fue con diferencia el que menos les costó.

El miércoles 27 nos reunimos a las 10:30 para desarrollar una mesa redonda. Dividimos al grupo en dos, los veteranos y los novatos. En ambas mesas tras hacer una breve introducción formal de la Fenilcetonuria, los chavales tenían libertad para hablar y preguntar lo que quisieran. No reflejaremos en este informe lo que se debatió en dicho debate.

Por la tarde (17:30) el grupo 3 acometió el taller que todavía les quedaba. El resto tenía la tarde libre.

El jueves 27 nos reunimos a las 10:30 para un taller un tanto especial. Les propusimos una hipótesis poco probable aunque no imposible. Les dijimos que se imaginaran que se iban de fin semana con sus amigos y que se habían olvidado los productos especiales. Debían ser capaces de no rebasar su tolerancia de fenilalanina creando una dieta con alimentos “normales”. Lo hicieron todos muy bien, aunque los que menos toleraban les costó bastante. Sorprende saber que casi la mitad de los asistentes no conocen su tolerancia.

Por la tarde hicimos una reunión para elegir el próximo representante ya que José Mari Campayo deja el cargo que ha asumido los últimos tres años. Isabel García y Ana Cera son las nuevas representantes junto con Iratí Mestraitua que se compromete a ayudar en lo que pueda. Ellas tres han estado ayudando los últimos dos años, con lo que su preparación parece idónea.

El viernes nos fuimos de excursión al aquapark de Torremolinos. Obvia decir que se lo pasaron de miedo. A la vuelta procedimos a repartire para que rellenaran el cuestionario de evaluación del encuentro.

CUESTIONARIO DE VALORACIÓN

Fecha ideal para el encuentro: junio

Organización del encuentro: 7,52

Participación: 6,95

Puntualidad: 7,23

Comedor:
– Variedad: 7
– Calidad: 8,14
– Horario: 9,71

Talleres de cocina:
– Organización: 7,24
– Horario: 9,14
– Participación: 6,95
– Recetas escogidas: 7,14

Horarios del encuentro: 8,28

Trabajo y comportamiento monitores: 8,14

Concurso El PKU más Listo: 8,14

Dieta de 2 días: 7,61

Convivencia del grupo: 7,9

¿Volverías el año que viene? :
– Sí: 100%
– No: 0%

¿Prefieres cambiar de hotel y ciudad para el año que viene?
– Sí: 7%
– No: 93%

Estas puntuaciones posiblemente dulcifican la realidad. Es cierto que les gusta el formato y que se lo pasan bien y aprenden, pero es justo decir que somos todos en gran medida amigos, con lo que nos puntúan ligeramente por encima de lo que en realidad perciben. Debemos ser autocríticos y saber que es deseable mejorarlo. No debemos pensar que ya lo tenemos dominado, porque sinceramente, todavía no hemos sido capaces de hacer el congreso deseado.

Muchas gracias a ti, José Mari. Si tu no hubieses cogido el timón, la nave se hundía. El que hace lo que puede no está obligado a más. No te olvidaremos. Muchas gracias al personal del hotel, por facilitarnos la labor. Tras catorce años allí, nos sentimos como en casa. Y por último, muchas gracias a nuestras monitoras Estibaliz Elías e Isabel Palma por implicarse tanto y ayudarnos en todo (incluso lo que no les correspondía). Sois las mejores monitoras imaginables.

Mike Vidal

Compartir: