:: Convivencias familias albergue de Hondarribia

Durante este fin de semana un grupo de padres, madres, hijos y amigos PKU y OTM nos hemos reunido en el Albergue de Hondarribia dentro de unas jornadas de convivencia que la asociación ha celebrado por novena vez.

Aunque el pasado año estuvimos en este mismo albergue, al tratarse de un lugar magnífico, cercano al puerto, playa y pueblo de Hondarribia decidimos repetir la experiencia del pasado año. El albergue está enteramente renovado y las instalaciones son maravillosas, aparte del personal que destaca por su amabilidad con todo el grupo tanto personal del comedor, cocina, recepción y limpieza, siempre dispuestos a prestarnos la ayuda necesaria en cuanto la solicitábamos.

La entrada fue el viernes por la tarde. El recibimiento humano fue cálido, el meteorológico, fresco y lluvioso. A cada familia se les entregó una bolsa con material de información sobre las jornadas así como la encuesta sobre el encuentro para que lo rellenaran cada familia, tal y como nos solicita el Gobierno Vasco.

Una vez repartidas las habitaciones bajamos al comedor a cenar, como siempre que vamos en el albergue tienen la amabilidad (que es muy de agradecer, por poco frecuente), de adaptar los menús del resto del personal hospedado al de nuestros chavales. Una vez terminada la cena, cada familia optó por diferentes cosas, ver la televisión, bajar al pueblo a tomar café, o simplemente a charlar entre las familias en una de las salas de estar.

También dimos la bienvenida a Magda y Josep que llegaban en tren desde Barcelona, invitados por la asociación, y que naturalmente después de tanto viaje se encontraban muy cansados y optaron por acostarse.

El sábado por la mañana después de desayunar, aunque el día amaneció peor que el anterior, no nos importó demasiado puesto que llevamos a cabo la reunión prevista con Magda y Josep sobre la PKU materna. La finalidad de esta reunión era que los jóvenes tuvieran la información necesaria sobre ello. Ella quiere quedarse embarazada y explicó como se realiza la dieta, las pruebas a las que hay que someterse, lo que dicen los médicos… todo el proceso que esta llevando a cabo para conseguirlo, y la importancia de la implicación del compañero en este proyecto.

Tras su intervención los jóvenes asistentes realizaron preguntas a Magda y Josep para disipar sus dudas sobre la materia. La charla resultó muy interesante y didáctica para todos los asistentes.

Durante la tarde y mientras los niños se quedaron con los jóvenes en el albergue como monitores, haciendo una manualidad especial, para regalar al día siguiente a su madre, ya que coincide con ese día. El tiempo nos acompañó y tras la manualidad se llevaron a cabo una serie de juegos como fue la búsqueda del tesoro, carreras de sacos etc. Después de descansar del ejercicio hecho, merendaron y les dimos un tentempié. Los niños disfrutaron y los monitores con ellos.

Los mayores nos trasladamos en autobús a Bayona donde habíamos contratado una visita guiada al Castillo Viejo, La Catedral y el Claustro, Puerto de España, Murallas, Ayuntamiento-Teatro y los Muelles de la Nive con el Mercado, fuimos muy bien acompañados por el sol que duró hasta que anocheció, haciendo las delicias de cuantos estábamos allí.

El domingo durante la mañana y mientras los niños completaron la manualidad que iba a ser entregada en el almuerzo, los padres nos reunimos para programar las actividades a desarrollar durante el resto del año, valorar el encuentro y manifestar los diferentes puntos de vista de cada asociado. Podríamos destacar de estas jornadas el ser muy fructíferas y buenas para fomentar las relaciones entre los niños, las familias y los jóvenes.

Destacamos muy positivamente a todos los jóvenes que asistieron, nos dieron una verdadera lección de solidaridad a todos, dedicándose por completo a nuestros niños y discapacitados sin pedir nada a cambio y poniendo el máximo de interés en ello.

Cristina y Lara

Compartir: